miércoles, 15 de febrero de 2012

PAREMOS LA REFORMA LABORAL. LUCHEMOS POR NUESTRO FUTURO ¡ÚNETE A LA MANIFESTACIÓN DEL 19 DE FEBRERO! DOMINGO 19, 12.00H, NEPTUNO-SOL



Una reforma para fortalecer a los poderosos a cambio de aumentar el desempleo
 

Secretaría del Mundo del Trabajo del PCE / 15 feb 12
El preámbulo del Real Decreto Ley 3/2012 recoge literalmente “Las cifras expuestas (se refieren a las de la evolución del desempleo) ponen de manifiesto que las reformas laborales realizadas en los últimos años, ... han sido reformas fallidas”; olvida el Partido Popular que algunas de esas reformas se realizaron en los anteriores Gobiernos de José María Aznar, del que por cierto formaba parte Mariano Rajoy, o que las realizadas en los Gobiernos del PSOE (algunos con apoyos de CIU y PNV), han contado en bastantes ocasiones con el voto del PP.

Suponemos que es inútil exigir, que si hay un reconocimiento de que han sido reformas fallidas, asuman políticamente sus errores y dimitan. ¿Quién les devuelve el empleo ahora a las personas que fueron despedidas en las reformas que aumentaban los casos de causas para el despido con 20 días? ¿Quién devuelve el dinero a los trabajadores y trabajadoras que aceptaron una pérdida de poder adquisitivo para poder crear empleo (decían), o quien vuelve a situar en sus lugares de orígenes (en sus raíces como dicen los clásicos), aquellas personas que tuvieron que trasladarse a otra Provincias por mor de la flexibilidad, lo que teóricamente aumentaría el empleo? ¿Quién va a devolver a los jóvenes los años de cotización (que por cierto les van a ser necesarios para obtener una pensión, debido a otra errónea reforma), que estuvieron trabajando con contratos precarios sin derecho a cotizaciones…?

No, el Partido Popular no solo no paga sus errores sino que con todo el cinismo del mundo, reforma en la misma dirección de las anteriores.

Pero no sólo el contenido de la reforma es un ejercicio de cinismo político por parte del PP, sino como se calificaría que se exigiera a los interlocutores sociales que se pusieran de acuerdo en un corto espacio de tiempo y ahora se destroza literalmente el contenido de esos acuerdos (estructura de la negociación colectiva, jornada flexible, etc.), en algún caso, como en el porcentaje de jornada flexible con cierta chulería, cambiando el porcentaje del mismo.

Pero no acaba aquí el cinismo político del Partido Popular; durante toda la campaña que les ha llevado al Gobierno, desde Javier Arenas hasta Mª Dolores de Cospedal, pasando por González Pons, o el propio Mariano Rajoy, han afirmado que para realizar una reforma no hacía falta disminuir las indemnizaciones por despido, que esa modificación “para nada creaba empleo”.

Una reforma en la misma dirección de otras que han significado el crecimiento del desempleo.

A estas alturas todo el mundo sabe que el abaratamiento del despido solo facilita la destrucción de empleo, la experiencia en anteriores reformas así lo han demostrado, basta recordar la llevada a cabo por el anterior Gobierno del PSOE, durante el año 2010, en el que se facilitaba el despido colectivo de 20 días por año y sus consecuencias han sido el crecimiento de del desempleo en casi dos millones de personas desde su aprobación hasta ahora, solo el crecimiento de la actividad y la reinversión de los beneficios son los causantes de la creación de empleo. Los dirigentes de las propias Organizaciones Empresariales así lo han afirmado “los empresarios contratan cuando necesitan trabajadores y no están pensando en despedir a nadie”.

Del mismo modo, debemos recordar que el contrato indefinido con 33 días por año de indemnización por despido improcedente, ha estado vigente durante varios años, y que no ha servido, ni mucho para la creación de empleo.

Destacar respecto al abaratamiento por despido que afecta a todos los trabajadores/as en activo, no solo porque a partir de ahora en vez de computar la indemnización a 45 días por año, serían 33, sino porque los topes establecidos reducen la indemnización a todos los trabajadores que actualmente tengan un contrato indefinido con menos de 28 años de antigüedad llegando inclusive hasta el 57% de reducción de la que le correspondía antes de la reforma para aquellos trabajadores/as que tengan menos de 16 años de antigüedad en sus contratos indefinidos.

También la reducción de derechos en la contratación ha tenido como consecuencia el impresionante porcentaje de desempleo entre los jóvenes Baste recordar que anteriores reformas aumentaron para los contratos de técnicos el periodo de prueba a seis meses y el desempleo juvenil ha alcanzado cotas históricas de casi el 50 % de la población activa.

Por último la eufemísticamente llamada “flexiseguridad”, solo encierra el aumento del poder empresarial hasta los niveles más altos, eliminando el teórico equilibrio que determinaba la Constitución Española y la legislación social vigente en los países europeos. Así, la movilidad geográfica sin justificaciones serias, la reducción de “categorías” o la eliminación de las autorizaciones administrativas para los ERES (que por cierto ya se redujeron en la anterior reforma del Gobierno de Aznar), solo han servido para crear más desempleo.

Cabría un apartado especial para los cimientos que se han puesto para realizar despidos masivos entre los/as trabajadores/as de los Servicios Públicos. Si miramos las exigencias de despidos de trabajadores/as de los Servicios Públicos, que la UE y el FMI han exigido a Grecia y Portugal y leemos posteriormente las facilidades que ha establecido el PP en esta reforma, en la que cualquier Administración puede despedir si tiene problemas presupuestarios durante 9 meses (es decir, en la actualidad todos las Administraciones de este país)., no tardaremos en escuchar a los portavoces de las políticas neoliberales, exigir al Gobierno Español el despido masivos de funcionarios, médicos, profesores….

UNA ULTIMA REFLEXION SOBRE LAS ESTRATEGIAS SINDICALES

El último acuerdo entre las Direcciones Patronales y Sindicatos (que el PCE no compartía, tal como se posicionó en nuestros documentos) ha quedado destruido no sólo en su contenido, sino en su estrategia global. El Partido Popular, ha hecho caso omiso de la Concertación Social entre partes y al modificar inclusive elementos pactados entre patronales y sindicatos, ha ridiculizado en parte los esfuerzos que los sindicatos han hecho en su actitud.

Es evidente también que la estrategia de modificar a la baja derechos de los trabajadores/as con el fin de establecer esta reducción como un hecho extraordinario y limitado en el tiempo, para la derecha, la puerta que se abre en reducción de derechos no es temporal sino que se convierte en definitiva (valga como ejemplo que la reducción de la indemnización a 33 días para los nuevos contratos, nace de un acuerdo entre Patronal y Sindicatos, que determinaba que la utilización de esta modalidad contractual era temporal… el Partido Popular la ha elevado a pérdida de derechos definitiva).

Lo que si llevaban razón los Sindicatos, y demuestra la servidumbre del Partido Popular a los grandes empresarios y poderes financieros, es que una vez acordado entre los interlocutores sociales, las cosas que había que reformar, cualquier otra reforma no atendería a la creación de empleo, sino a otros intereses ideológicos que pretende beneficiar a los más poderosos.

SI NO VA A CREAR EMPLEO ¿PARA QUE ES LA REFORMA?

La actual crisis del capitalismo ha determinado el fracaso de este régimen económico para crear riquezas y calidad de vida en la mayoría de los ciudadanos, por lo que posiciones políticas intermedias como la Socialdemocracia, que ha contenido temporalmente al neoliberalismo más feroz, han sucumbido a este y no ha sido capaz de crear una alternativa socioeconómica viable. Es por tanto la peor cara del Capitalismo la que se está imponiendo a costa de la mayoría de los ciudadanos/as en beneficio de unos pocos.

Existen estudios (en los que se están basando tanto Derecha que gobierna Europa, como el FMI), que determinan que en países como España para poder mantener el nivel de beneficios al capital, lo salarios deben reducirse un 50%.

El abaratamiento de despido, la eliminación de las garantías mínimas en los contratos a jóvenes, el mayor poder empresarial para la movilidad geográfica, la eliminación de la concurrencia de convenios establecida en la Ley, estableciendo el de empresa como el superior (no debemos olvidar el tejido empresarial existente en nuestro país), o la eliminación de la ultraactividad de los convenios, solo busca que los trabajadores/as acepten una reducción de sus salarios como mal menor.

LA MOVILIZACION DEL CONJUNTO DE CIUDADANOS/AS DEFENDIENDO SUS INTERESES ES LA UNICA SOLUCION

El PCE, ya llevaba un tiempo, que en su estrategia contra los recortes sociales había establecido la movilización como herramienta central para parar las políticas neoliberales.

Ahora es el apoyo a las movilizaciones convocadas por los Sindicatos, que combinaremos con las movilizaciones que convoquemos juntos con otras organizaciones sociales con el fin de aglutinar la lucha contra el Neoliberalismo y después, estaremos al frente en los piquetes informativos de la HUELGA GENERAL, con la que se va a encontrar el Partido Popular por abandonar la defensa de los intereses de la mayoría para servir a sus Señoritos.

15 de febrero de 2012